Pensamos en el helado como el postre prohibido que no debemos ingerir bajo ninguna circunstancia, mucho más si acabamos de iniciar un plan alimenticio destinado a hacernos bajar de peso. Sin embargo, es todo un suplicio no doblegarnos ante la tentación de obtener al menos una pequeña probada de nuestro postre favorito.

¿Cómo efectuar una dieta y calmar nuestras ansias de comer algo delicioso al mismo tiempo? La respuesta está en el helado, un maravilloso producto que no sólo es capaz de hacernos más felices, sino que también funciona perfectamente para eliminar esos kilitos de más.

La innovadora dieta del helado

¿En qué consiste? Kippy Miller es una de las creadoras de este método de adelgazamiento que, según explica, al combinarse con una sesión de Kundalini Yoga, puede brindar importantes beneficios como:

  • Mejoras en el funcionamiento del sistema digestivo
  • Eliminación de toxinas en el organismo
  • Disminución del peso corporal
  • Incremento en el ritmo del metabolismo

Este programa de desintoxicación originado en Los Ángeles, tiene una durabilidad de 4 días y se basa en la ingesta de 2.4 litros de helados completamente orgánicos hechos a base de coco fermentado. De este, se obtiene un yogurt que debe ser endulzado con miel pura para luego llevarlo a congelar, de modo que el resultado es un helado consistente y natural. El tiempo de duración de la dieta se debe a las pocas calorías que posee, por lo cual es necesario no extenderla para no correr riesgos de sufrir ningún tipo de descompensación.

Introduciendo el helado en otros planes alimenticios

Para quienes no desean emplear una dieta tan estricta como la del helado, sino utilizarlo como una forma de calmar los niveles de ansiedad o complementar su régimen alimenticio, existe una solución práctica. Es posible planificar el consumo de este postre sin exceder el número de calorías establecidas para cada día, según explica la creadora de la iniciativa Holly McCord. En lugar de resistirse a la tentación de comer elementos dulces, McCord propone hacer el helado parte de dietas basadas en 1250 calorías, a fin de reducir los niveles de estrés y tensión de quienes desean bajar de peso sin olvidarse de estos pequeños placeres.

No obstante, los helados deben ingerirse únicamente en porciones de 125 gramos, lo que equivale a 250 calorías. A excepción de los helados que contienen chocolate o que están realizados a base de crema, pueden incluirse:

  • Sorbetes
  • Yogures helados
  • Helados bajos en grasas
  • Helados de pulpa de fruta congelada

De acuerdo a las exigencias de tu dieta, puedes modificar las cantidades y el tipo de helado elegido para ajustarlos a tus objetivos. La utilidad de un postre como este radica en su alto contenido en vitaminas y calcio, siendo este último un componente de valor para la asimilación de grasas.

Por otro lado, si buscas algunas opciones basadas en productos que ayudan a mantener tu peso, puedes probar:

  • Sorbetes de sandía: La sandía se caracteriza por contener un bajo número de calorías y un alto contenido en agua, así que no sólo servirá para refrescarte sino también para cuidar tu figura.
  • Sorbetes de mandarina, granada y vodka: Además de darle a tu brindarle a tu cuerpo todas las propiedades de la mandarina y la granada, un toque de vodka convertirá este preparado frío en un postre único para ayudarte a bajar de peso.
  • Helados de plátanos: Es una rica y saludable propuesta que puedes convertir en tu postre favorito. Procesa varias veces el plátano, previamente pelado y congelado, y obtén una masa de helado dulce perfecta para mantener en tu dieta.

¿Buscas deleitarte con algo nutritivo?

Los helados hechos a base de pulpa de fruta fresca, pueden ser la alternativa perfecta para hacernos disfrutar los momentos más especiales, mientras recibimos todas las propiedades de ingredientes 100% naturales. Con las máquinas de helado FREDDO, puedes lograr el helado más delicioso y nutritivo, conoce las opciones en máquinas que tenemos para ti.

Mezcla el maravilloso sabor de los frutos tropicales con ese toque único de casa que tanto anhelas sentir en tus postres favoritos. ¿Lúcuma? ¿Mango? ¿Vainilla? ¡Crea todos para tus clientes!