Durante una tarde fresca o bajo el sol de una playa. Siempre estaremos dispuestos a comer helado en cualquier lugar o momento. Amamos la clamosidad, la ligereza y el suave dulzor que deja impregnado nuestro paladar de sabor y que incluso es capaz de inspirarnos para tomar nuevas decisiones. El helado es más una medicina sagrada para nuestra alma que un postre en sí, por lo que no es extraño que se encuentre entre los postres favoritos del mundo. Pero, además de delicioso ¿por qué lo elegimos por encima de otros platillos?

Porque nos alimentan

La cantidad de ingredientes que conforman un helado, son suficientes para aportar incontables vitaminas y minerales a nuestro cuerpo, haciendo que el disfrutar un postre lleno de sabor como este también sea una manera de cuidar nuestra salud. Aunque sus componentes varían de acuerdo al tipo de helado que elegimos comer, si nos aseguramos de elegir los indicados, preferiblemente aquellos elaborados a base de ingredientes frescos y nutritivos como los que puedes hacer con las bases de FREDDO, los resultados serán geniales y nos permitirán gozar de un estilo de vida más saludable.

Porque mejoran nuestro ánimo

Está científicamente comprobado que los helados mejoran nuestros estados emocionales, convirtiéndose en nuestro escape ideal después de largas jornadas. Aunque sabores como el chocolate o la fresa tiene un mayor impacto, debido a que ambos son derivados de ingredientes que por naturaleza son estimulantes, el sabor de helados cítricos o tropicales, como el maracuyá o el coco, también pueden provocarnos sensaciones de bienestar y placer. Por lo tanto, cuando sientas demasiada presión, respira y cómete un helado.

Porque a los niños les encanta

Todos los padres aman consentir a sus hijos con algún postre, pero también se preocupan por brindarles alimentos que no pongan en riesgo su salud. ¡Los helados son perfectos cumpliendo esta misión! Aquellos realizados a base de pulpa de frutas, no sólo son lo más indicados para refrescarlos, sino también aportar una mayor cantidad de nutrientes. Se trata de alternativas confiables que los niños disfrutarán y que servirán para proporcionarles energía. Así que, si no sabes qué ofrecerles durante la hora de la merienda, un helado siempre será la solución.

Porque combinan con cualquier ingrediente

Quizá esta es una de las razones principales por las que amamos este postre. Y es que no se necesita mucha imaginación ni esfuerzo para crear la combinación perfecta con los ingredientes que más disfrutamos. La practicidad de elegir un helado de nuestro sabor favorito y complementarlo con galletas, diferentes tipos de chocolate, frutos rojos o secos, siropes y un sinfín de elementos adicionales, es lo que lo transforma en una de las grandes maravillas culinarias jamás creadas. Sin duda, somos adictos a la suavidad de su sabor, la pureza de cada uno de sus ingredientes y las emociones cálidas que nos hace evocar los momentos en familia.

Helados que llenan tu espíritu de alegría

Comer helado es volver a vivir la experiencia de disfrutar los momentos más especiales de nuestra infancia, por lo que nunca dejamos de sentirnos conectados con este postre tan único e intensamente delicioso.

Da esas razones a tus clientes ofreciéndoles el mejor helado con el mejor sabor y textura que solo se puede lograr con las mejore máquinas de helado de México de FREDDO, actualiza tus máquinas y es el mejor heladero de la zona.