El helado es un alimento asociado indiscutiblemente al verano, por aquello de las buenas temperaturas y el calor, por su capacidad refrescante. Sin embargo, si las heladerías están abiertas durante todo el año y en las cafeterías encontramos este producto en cualquier época, es porque quizás tomar helado sea siempre positivo. Aquí os mostramos algunos de los beneficios de mostrar helado en invierno.

El helado y el deporte

No todo el mundo sabe que tomar helado en invierno es positivo para los deportistas. Su alto aporte de glucosa hace que, tras una intensa sesión deportiva, este alimento ayude a recuperar el glucógeno perdido.

Aporte de calcio para los huesos

Los helados tienen como base leche, lo que significa que tomar helado en invierno, obviamente también en verano, cubre aproximadamente el 15% de los requerimientos diarios de calcio. Ayuda para los huesos y para la presión arterial, que se ve reforzada.

Un alimento muy nutritivo

Aunque mucha gente puede pensar que los helados no son apropiados para la salud, por el exceso de azúcares, la realidad es que son muy nutritivos, pues contienen fibra, lípidos, minerales y aminoácidos. Son una potente fuente de vitamina B.

Alivia la garganta

El helado en invierno, lejos de ser un problema por sus bajas temperaturas, es positivo para la salud de la garganta, pues alivia la inflamación. Los médicos recomiendan tomar helado tras intervenciones de anginas. Además, el helado combate los resfriados y los enfriamientos de garganta, pues de ese modo se acostumbra el cuerpo al frío y el choque de temperaturas es menor.

Reduce el riesgo de infertilidad

Esto parece sorprendente, pero es real. Unos investigadores de la Universidad de Harvard aseguran que el helado reduce el riesgo de infertilidad femenina y que el consumo de lácteos enteros favorece la ovulación.

El helado como agente desestresante y alimento que evoca a la felicidad

La última razón para tomar helado en invierno es que se asocia indiscutiblemente a momentos felices, a momentos placenteros. En cuanto se le da el primer bocado a un helado, las hormonas de la felicidad se disparan, ¿por qué renunciar a ello durante tres meses en el año?

Estamos en la última etapa del invierno y aun así es helado es un postre que en todo momento se nos antoja y más si se ve delicioso y con gran sabor como el que ofrece FREDDO, con sus increíbles bases de helado que tiene en su catálogo en la página web.