El mango es uno de los frutos tropicales más populares de toda Latinoamérica, y también el ingrediente principal en más de un postre casero. Su dulzor natural y su rico contenido en nutrientes, lo convierten en un fruto único dotado de un sabor que, muchas veces, sobrepasa cualquier otro. Desde preparaciones tradicionales hasta platillos gourmet, el mango se adapta perfectamente a cualquier estilo de comida. ¿Listo para comprobarlo?

Batidos

Son especialmente apreciados gracias a su efecto refrescante y la combinación de sabores que puedes lograr al incluir otras frutas como la piña o el helado. La versatilidad del mango es un elemento que podemos utilizar a nuestro favor para crear bebidas rápidas y que no amenazarán con perjudicar tu figura si estás realizando algún tipo de dieta. Una buena alternativa consiste en licuar trozos de piña, mango, hielo y dos bolas de helado de mango de FREDDO hasta que obtengas una mezcla suave. Puedes añadir ralladura de jengibre a la preparación antes de servir en un vaso y disfrutar.

Otra variante del batido tradicional de mango, es pelar y trocear la fruta antes de incorporarla en una licuadora junto con un poco de leche condensada y leche evaporada. Puedes llevar esta mezcla a enfriar por espacio de 40 minutos, vertiéndola en un molde, o servirla en un vaso para disfrutar inmediatamente.

Helados

Comerlos es toda una tradición en los países pertenecientes al trópico, especialmente si estos conservan el intenso sabor del mango. Para elaborar los helados, sólo necesitas procesar en la máquina de helado la base de mango, un poco de zumo de limón.

Para aquellos amantes de los helados cremosos, no existe mejor alternativa que mezclarlos con frutos troceados o en almíbar. ¿Cómo servirlos? En una copa, añade dos bolas de helado de mango hecho con máquinas y bases de helado FREDDO y extiende sobre ellas una capa de frutos secos (almendras, uvas pasas o cualquier otra que sea de tu gusto). Este modo de disfrutarlo también funciona si colocas una base de frutas troceadas en almíbar e incorporas el helado sobre esta. ¡Tan sólo con mirarlo te provocará comerlo!

Pasteles

Aunque este tipo de recetas son opciones mucho más elaboradas y para las cuales necesitarás un poco más de tiempo, el resultado es un postre único y delicioso. En una bandeja con papel para hornear, extiende una capa de galletas de naranja, previamente trituradas y mezcladas con mantequilla hasta obtener una especie de pasta. Llévalas al horno durante unos 15 minutos o hasta que se hayan tostado completamente. Luego de retirar y dejar enfriar, vierte sobre la preparación una capa gruesa de helado de mango hecho con bases de Freddo y, sobre esta, pequeños trozos de mango. Lleva a refrigerar hasta que todos los ingredientes estén lo suficientemente firmes, sirve y deléitate.

Sabores exóticos que seducirán tu paladar, con el exquisito sabor que ofrecen los helados hechos con bases y máquinas de helado Freddo, además que el sabor mango está disponible en diferentes tipos de helado en la lista de bases en la página web, y sorprende a tus clientes con el mejor helado.